PARA PERSONAS QUE QUIERAN DAR VOZ A L@S NIÑ@S EN LA ESCUELA

Como sabéis este curso estoy en la escuela con niñ@s de 4 años, acompañándoles desde el corazón. 
En el ambiente de la escuela tradicional, muchas normas, poca flexibilidad, much@s niñ@s en el mismo espacio y en el mismo tiempo, personas adultas engullidas por el stress, el curriculum, que no piensen que no hacemos nada más que jugar,… pensaba que no se podía lograr dar voz a l@s niñ@s, pero me doy cuenta de que sí, que está en la mando de la persona adulta, de querer cambiar la mirada, … 
Se puede con veinte niñ@s darles voz, darles una mirada al llegar, y al marchar, se puede. 
Para comenzar compartiros algo que a mí me ayuda: pienso que no hay prisa, para qué tengo prisa por llegar al aula cuando llegan? Voy a saludarles, un@ a un@, darles mirada, una caricia, lo que cada un@ necesite, y luego nos vamos hacia el aula. No van en fila, van riendo, otr@s a gatas por las escaleras, conten@s, es maravilloso, y veo que hay personas adultas que se ponen nerviosas al ver que no vamos en fila, pero yo estoy segura, tranquila, y eso se transmite, y lo respetan. 
Os animo a si alguna acompaña a niñ@s que mañana cuando lleguen a la escuela un@ por un@ les deis una mirada, un abrazo, un beso, un…. lo que necesiten. Es maravilloso.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.