ERES PESADA?

Hoy doy las gracias la Universo por darme la oportunidad día tras día todos los días de mi vida de poder compartir con lindas flores, personas lo que siento, lo que pienso, lo que hago, … 
Es maravilloso. 
Es para mí sanador, enriquecedor, maravilloso. 
Todos los días tener mensajes de personas maravillosas llenas de ganas de dar y recibir. 
Chispitear día a día es para mí un regalo.
Hoy compartiendo con una amiga linda flor ha salido la palabra PESADA, con la connotación de es que no quiero ser PESADA.
Y Wuaauuu!! He parado con mi amiga, la he escuchado profundamente y he conectado con esa palabra de una manera tan intensa!!
En mi vida desde que tengo memoria me he sentido PESADA, lo he sentido de cada una de las personas de mi familia de origen en muchos momentos, que yo era PESADA, en la escuela, de amig@s, compañer@s,… e incluso de mis hij@s y pareja. 
Y eso en mí se quedó hasta hace unos años grabado a fuego en mi, de tal manera que tenía como una cinta de medir qué es ser PESADA y qué no, y según esa cinta actuaba, decía, hacía,… Quedándome en consecuencia con muchos sentimientos sin compartir.
Ahora en este camino de acercarme pasito a pasito a ser Susie, de una manera amable, auténtica conmigo, me permito ser y no medirme con esa cinta de medir la PESADEZ. Y qué ocurre? Ya que esta decisión es un riesgo a correr…. 
Que algunas personas no pueden sostener eso que realmente estoy necesitando y es PERFECTO. Lo acepto, es lo que yo necesito, que no ha de ser lo que tú puedas darme.
Ahí yo lo acepto, lo acepto no haciéndole sentir a la otra persona que me está llamando pesada sino que lo acepto desde que la otra persona no puede sostenerme y es totalmente legítimo. Entonces suelto a esa persona, amo a esa persona. 
Esto a mí me quita mucha carga, muchas piedras de mi mochila emocional. Saber que no hay personas PESADAS, sino que hay momentos en los que lo que están necesitando de nosotras esas personas no lo podemos sostener, simplemente eso. 
Hoy, aquí y ahora , y gracias a este compartir con mi amiga, tomo consciencia de que yo a mis hij@s, a mi pareja, a amig@s, a vecin@s, compañer@s, maestr@s,familia de origen, … con mis caras, bufidos, incluso con la palabra también se lo he hecho sentir, les he hecho sentir que son PESAD@S. 
Incluso como un automático aunque no lo he dicho mi mente estaba en qué PESAD@ soy, o qué pesada es! 
Decirle a la otra persona que no puedo sostenerla es liberador, amable para mí y para ella, yo lo llevo practicando mucho tiempo sobretodo con mi hijo y mi hija, el quitarles la carga de que son pesad@s. Y me hace sentirme muy amable conmigo y con ell@s.
Quitar la palabra PESADA de mi día a día está siendo liberador y aún más ser consciente de la energía que esa palabra de solo pensarla puede crear en mí y las personas de mi vida y transformarla en aceptación y soltar, en amor. 
Gracias Puri Bermejo , te quiero amiga, Susie Martín

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.