COMPARTIENDO DESDE EL AMOR

Al llegara al aula se quitan las chamarras, las cuelgan junto a sus mochilas, algun@s traen juguetes que meten en unas cajas para ello, otr@s sacan la fruta y la dejan en una balda para ello.
Después de estar unos minutos revoloteando, nos  vamos sentando en la posición de loto en círculo, cogemos las cajas con sus juguetes, cosas personales, cada un@ la presenta al grupo si quiere, jugamos, y volvemos a guardarlas. 
Cada día hay un niñ@ responsable de algunas rutina si le apetece, se le llama maquinista, y hoy ha sido una niña lindísima que no diré el nombre. 
Esta niña después de guardar todo, se ha empezado a poner triste y le he preguntado si quería compartir con nosotr@s qué le pasaba, y se ha puesto a llorar a la vez que decía AMA! 
Yo le he preguntado si quería ir con su madre y me ha dicho que estaba muy triste porque su mamá ya no tenía el bebé en la tripa, y que ese bebé se había ido al mundo de los bebés. 
Esta niña tiene cuatro años, y bueno, a mí se me ha derramado una lágrima, nos hemos abrazado, hasta que ella se ha tranquilizado, y le he dicho que era muy hermoso lo que había compartido, y que le daba las gracias. 
Al decir esto otra niña una muy amiga suya ha dicho que creía que era mejor no hacer nada hasta que su amiga estuviera bien, y así lo hemos hecho, ha sido maravilloso, gracias lindas flores.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.