Chispitas de Mindfulness

31._ MINDFULNESS AL HABLAR DESDE EL YO

Esta Chispita de Mindfulness es para mí, sanadora.
Ahora que mis hij@s son jóvenes, practicar esta Chispita me carga de energía, de amor.
Esta Chispita hace que nuestra relación sea cada vez más íntima emocionalmente.
Gracias a ell@s, a mis hij@s creé esta Chispita.
 Mis hij@s me ponen de manifiesto que necesitan expresar qué sienten desde su propio sentir, a su ritmo, en su tempo.

Queriendo ayudar, acompañar a mis hij@s muchas veces les he dicho, preguntado si sentían o no alguna emoción.
Frases como: “Eso que te han dicho, quizás, te haya hecho sentir triste,….?”, “¿Estás aburrido?” ” ¿Te quieres ir?”,… 
Éstas y otras tantas preguntas, comentarios desde el automático.
Desde querer sobretodo cuando estaban sintiendo en mi parecer tristeza, enfado, melancolía,…que se sintieran alegres, tranquil@s.
He supuesto sus emociones.
He nombrado en voz alta sus emociones, sus sentires.
Incluso al nombrárselas y decirme ell@s que no era ése su sentir, yo les he dicho a ver si estaban segur@s, ya que parecía desde fuera que era esa emoción que yo había nombrado la que ell@s estaban sintiendo.
Yo he notado ante estas suposiciones emocionales mías que ell@s no se sentían identificad@s con esa emoción.
Les he notado que se distanciaban de mí.
Les he notado incómod@s.
He notado que aunque la emoción que yo nombraba la sentían, no les apetecía que yo la nombrara en voz alta.
No les apetecía en ese momento compartirla conmigo.
Han necesitado guardar esa emoción para ell@s, o quizás compartirla desde su propia necesidad en otro momento.
Un momento en el que ell@s han querido.
Un momento que ell@s han elegido.
Esta Chispita de Mindfulness nace de mi necesidad propia de compartir mis emociones cuando siento que es el momento, cuando me apetece,..
Sin necesidad de que nadie las nombre por mí.
Con la necesidad sí de que cuando necesito nombrar, compartir una emoción, con alguien que quiero, con alguien que amo, esté ahí por y para mí, sin dudar de lo que siento, sólo estando.
Esta Chispita de Mindfulness se la dedico primero a mis dos hij@s, luego a mi pareja, y también a tod@s l@s niñ@s y jóvenes.
Te invito a que la practiques.
Te invito a que si te apetece, si tienes la necesidad de compartir qué sientes, lo hagas, desde ti misma.
Sin buscar aliad@s en tu sentir. 
Sin buscar excusas a tu sentir.
Sin justificar tu sentir.
Te invito a que sueltes y compartas eso que sientes.
Al ver una peli, al ir al teatro, en un conflicto, en una comida, jugando a ….,. hablar desde el YO. 
Hablar desde lo que tú sientes.
Nombrar desde lo que tú vives.
Hablar desde tu experiencia.
Compartir con mis hij@s lo que siento es maravilloso.
Esta Chispita de Mindfulness está cambiando mi vida.
Yo la seguiré practicando, y ¿tú?

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.